• Colores
  • Todo es pasajero

    En estos días en los que me veo obligado a trabajar con el portátil desde casa, se habla mucho acerca de los tiempos revueltos que corren y si estos nos van a dejar no solo secuelas, sino heridas que, posiblemente, si se prolongan más de lo esperado, costarán de cicatrizar. Hay opiniones para todos los gustos. Pero la vida sigue, todo es pasajero. Arredrarse ante la circunstancia poco o nada tiene de inteligente.

    La situación que atraviesa la economía española a causa del estado de alarma está generando opiniones de toda índole. Ni siquiera está asegurada la supervivencia de aquellos que han aprovechado el breve interludio entre una crisis y la otra para preparar un colchón financiero. Empresas y empresarios necesitan medidas valientes que restauren la confianza perdida y marquen la senda por donde debe transitar la recuperación. Confiemos que las medidas económicas que tanto el Gobierno, como las instituciones europeas han propuesto para contener el impacto económico de la pandemia provocada por la COVID-19, lleguen pronto a nuestros bolsillos y las malas noticias cesen de caer como rayos sobre nuestras alicaídas economías.

    Sin embargo, no se ha de caer en el desánimo y hay que procurar ser optimistas con mesura y adoptar una posición firme y fuerte. Viene al caso recordar el aforismo tibetano “Con las piedras que me lanzas, construyo mi hogar”. Pronto llegará el momento de arrinconar todo letargo y catastrofismo, olvidar el pesimismo, respirar hondo y pensar en positivo… Estamos en la recta final del confinamiento. Todo un aliento motivacional después del hastío de más de dos meses y medio de encierro. Cuando nos liberen, lo haremos con gran alegría y enorme entusiasmo, con irrefrenables ganas de empezar de nuevo a construir lo que en tan poco tiempo hemos perdido.

    Lo que vivimos en la actualidad, es un precedente histórico que no entiende de fronteras, es una situación que nos invita a hacer un review, transformarnos y tomar el presente como un desafío. El mismo que ha supuesto para nosotros hacer esta nueva edición de LA PAPELERÍA.

    Una vez más, espero que la disfrutes.